Consejos Consumo y Alimentación

¿Problemas para conciliar el sueño? Te enseñamos cómo solucionarlos

Si al llegar la noche peleas con la almohada tratando de conciliar el sueño, eres una de los millones de personas en el mundo que está sufriendo este mal de pandemia. Es común que el estrés haya aumentado durante el tiempo de confinamiento y aún tengas los horarios completamente trastocados.

“Dormir no es solo una necesidad fisiológica sino lo único que nos permite procesos completos de recuperación física y psíquica”, explica María Claudia, quien agrega que para lograrlo se debe dormir mínimo entre 6 y 8 horas diarias. Sin embargo, el tiempo en cuarentena a causa de la pandemia, afectó a la mayoría, porque perdimos nuestras rutinas. Pero la especialista nos cuenta cómo echar mano de algunas conductas para reestablecer nuestro sueño.

– Ir a dormir solo y únicamente cuando se tenga sueño, adaptando el tiempo de permanencia en la cama a las necesidades reales de sueño.

– Establecer un horario regular para la hora de levantarse y de ser posible también para la hora de acostarse.

– Evitar tomar siesta. Esto incrementa la probabilidad de desarrollar un desorden en tus horarios de dormir.

– Realizar ejercicio físico regular y moderado a lo largo del día, preferiblemente en la mañana.

– Toma una ducha con agua tibia.

– Escuchar música suave.

– Aromatizar la habitación con esencias relajantes

– Antes de acostarse practicar técnicas o ejercicios de relajación.

EN LA HABITACIÓN.

– Evita la exposición a las pantallas de aparatos tecnológicos (televisores, portátiles, tabletas, celulares, etc.) entre una y dos horas antes de dormir.

– Usa cortinas oscuras para bloquear la luz o una máscara protectora para ojos.

– Crea unas condiciones ambientales adecuadas para conciliar el sueño (luz, nivel mínimo de ruido, ropa cómoda, etc.).

– Mantén la temperatura de la habitación entre 18-21 °C.

FASES DEL SUEÑO.

Distintas ondas cerebrales y actividad del músculo y de los ojos se asocian con las diferentes fases del sueño. El sueño normal consta de dos fases: sueño de no movimiento rápido de los ojos (NREM), equivalente al descanso físico – se da en 1, 3, 5 y 7 hora- y sueño de movimiento rápido de los ojos (REM) que proporciona el descanso mental -se da en la 2, 4, 6 y 8 hora-”, explica María Claudia Garrido.

Fase 1

NREM

– Corresponde con el grado más ligero del sueño.

-La actividad fisiológica disminuye empezando con una caída gradual de los contantes vitales y del metabolismo.

-La persona se despierta fácilmente con estímulos sensoriales como el ruido.

– Cuando se despierta la persona cree haber estado soñando despierto.

Fase 2

REM

-Periodo de sueño más profundo

-Relajación progresiva.

-Las funciones corporales continúan enlenteciéndose.

– La persona se despierta con relativa facilidad.

Fase 3

NREM

-Implica las etapas iniciales de sueño profundo.

-Los músculos están completamente relajados.

-Las constantes vitales descienden, aunque permanecen regulares.

-Es difícil despertar a la persona y rara vez se mueve.

 

Fuente: https://www.elespectador.com/cromos/estilo-de-vida/problemas-para-conciliar-el-sueno-te-ensenamos-como-solucionarlos/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *